UNA AYUDA QUE FRUCTIFICA

Después de haber culminado felizmente el proyecto de elaboración de jabones, para mujeres de Pizarrete y Gualey, en Rep. Dominicana, el 3 de octubre, con la graduación de 16 mujeres, quiero manifestar el proceso como se ha llevado a cabo dicho proyecto.

El mismo se desarrolló durante los meses de abril a septiembre, con una duración de 5 meses, dos clases por mes, más algunas reuniones de preparación.

Durante el desarrollo del proyecto, las participantes tuvieron la oportunidad de elaborar 10 tipos de jabones. En este lapso de tiempo, las mujeres no solo aprendieron a elaborarlos, sino que adquirieron las orientaciones y los aprendizajes como para la implementación de sus microempresas, que ya han puesto en ejecución con la producción creativa de diversos tipos de jabones orgánicos, y muchas de ellas ya tienen sus clientelas a las que les elaboran jabones de distintos tipos.

Agradecemos infinitamente a las hermanas, que se han solidarizado con esta iniciativa y que hicieron suyas las inquietudes, por apostar por una mejor sociedad y vida para las mujeres. Su aporte económico, no solo ha ayudado a mujeres a mejorar su situación de pobreza económica, sino también en su miseria marginal y del pesimismo, a ser entes de desarrollo.

Gracias y que el Señor les multiplique en bendiciones todo el bien que nos han hecho.