UNA EXPERIENCIA ÚNICA, UNA VERDADERA GRACIA

Un grupo de religiosas de CONFER de Sevilla nos hemos lanzado a seguir las huellas de Santa Teresa de Jesús  por las tierras castellanas que vieron nacer, crecer y morir a esta santa inquieta y andariega.

    El escenario magnífico ha sido  la exposición de “Las Edades del Hombre 2015” que se está celebrando en las localidades de Ávila y Alba de Tormes. El hilo conductor: «Teresa de Jesús: maestra de oración» nos ha ido revelando los momentos más importantes de la vida de la Santa.
       Hemos tenido el privilegio de hacer este recorrido de la mano  del comisario de dicha exposición,  el carmelita D. Juan Dovado, gran testigo del Carmelo Descalzo, que logró S. Juan de la Cruz en comunión con Sta. Teresa de Jesús.

     Ha sido una verdadera peregrinación interior,  pues en la medida que nos adentrábamos en su persona, en el itinerario de su vida, en los caminos de su espiritualidad hasta llegar al grado máximo de unión con Dios, se iba haciendo una luz en nuestro interior que nos conducía, también a nosotros, a tomar la “determinada determinación” de seguir a Jesucristo con mayor radicalidad y tesón.

    Esta es la primera vez que las “Edades del Hombre” se celebran en dos sedes distintas: Ávila, ciudad que vio nacer a Teresa de Jesús y Alba de Tormes, que la vio morir.

    Una gran oportunidad, a parte de la experiencia espiritual que se puede tener, de visitar estas localidades y conocer algunas de las muestras del arte sacro más importantes de nuestro país situadas maravillosamente en los lugares teresianos de ambas ciudades.

    Al regresar a Sevilla lo hicimos por Madrid donde pudimos entrar en contacto con buena parte de su obra literaria a través de la exposición “La prueba de mi verdad”, bellísimamente enmarcada  en uno de los espacios de la Biblioteca Nacional. Es una fuerte invitación a descubrir la belleza y profundidad de su escritura.

    En el grupo peregrino ha reinado en todo momento el espíritu teresiano de sencillez y armonía, de oración,  de alegría y gozo espiritual. La Eucaristía sentida y vivida al abrigo de Santa Teresa ha sido el centro de cada jornada.

    Para cerrar este breve escrito quiero compartir con vosotras esta plegaria tomada de la Oración del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús:

                    “Espíritu Santo, ayúdanos a avanzar en el camino de la vida interior,
                    cimentados en la verdad y el amor fraterno incondicional,
                    atentos a las necesidades de los hermanos.

                    Como Teresa de Jesús, maestra de espiritualidad,
                    enséñanos a orar de todo corazón:
                    Vuestra soy, Señor, para vos nací
                    ¿qué mandáis hacer de mí?. Amén

    He tomado conciencia, una vez más, del común denominador de los hombres y mujeres de Dios: los santos. El Papa Francisco, en la carta que escribe al Prepósito General del Oratorio con motivo del V Centenario del nacimiento de S. Felipe Neri, dice:
“Hoy hacen falta personas que recen y enseñen a rezar como San Felipe Neri”

                                                             ANA MARÍA LAFUENTE ZORRILLA