UN DÍA, 20 DE FEBRERO, NACE mADRE Mª FRANCISCA. ¡FELICIDADES!

Era un 14 de mayo de 1906. En la  Iglesia de Montserrat, La Habana, el SÍ esperado, enmarcaba la felicidad de un hogar nuevo.  D. Vicente Yáñez y Dña. Conchita González del Valle, inundaban el ambiente con el gozo del amor conquistado y la alegría del amor correspondido.  Pronto la bendición de Dios se manifestó con el nacimiento de una niña el 20 de Febrero de 1907, Josefina.Sólo sus padres podrán darnos a conocer detalles de su infancia, de su ilusión de joven…pero encendamos la historia de la luz natural y leamos, con asombro, una lección de vida sencilla que nos descubrirá la búsqueda temprana  de Dios en el corazón de una niña que empezaba a vivir;  el amor misionero de la joven que empieza a soñar, la esperanza de una entrega eterna y escondida en la madurez de un amor alcanzado. Josefina, después , en la Vida Religiosa  será llamada Mª Francisca,  un 20 de febrero abrió los balcones de la esperanza y la alegría del entorno familiar.  Hoy, nosotros la llamamos  SIERVA DE DIOS y nos encomendamos  a su intercesión ante el Padre DIOS.
GRACIAS  Mª FRANCISCA  por todo lo que hiciste por  la CONGREGACIÓN.
¡¡FELICIDADES!   al conmemorar el día de tu nacimiento te decimos  ¡Dichosa tu que supiste amar a Dios en la práctica de lo humano y en la exigencia de lo divino!  NO NOS OLVIDES Y  sigue cumpliendo las últimas palabras que dijiste antes de dejarnos.   “DESDE EL CIELO  TRABAJARÉ  POR MI  CONGREGACIÓN”¡¡¡GRACIAS!!!

HNA. DOLORES GARCÍA CHINCHILLA