TESTIMONIOS DE LA MISIÓN EN ACHAO

El señor me eligió para vivir esta hermosa experiencia, donde pude experimentar alegría, tristeza, cansancio, amor y cariño. Conocí y compartí con otros hermanos misioneros, pero principalmente conocí la sencillez y humildad de los vecinos Achinaos, quien con ilusión abrieron las puertas de sus hogares y su corazón al Señor, compartieron sus alegrías y tristezas y nos acogieron con mucho cariño.

Gracias Señor por elegirme como instrumento en esta misión evangelizadora.

Sursum Corda.-

Elizabeth

Comunidad de LLay LLay

*****************************************************************

¡Papa! Teléfono  para ti.

¡Ya polilla!

Alo ¿Quién eres?

  • No me conoces soy tu amante.
  • ¡ hola loco, ¿qué cuentas – oye; bien preciso.
  • Tienes que viajar a Achao. Vas a misionar con tu señora, oye, pero yo no le pego a eso.
  • Es que eres el único que proponemos, además nadie puede viajar. Ok. Bien lo converso con Rosy y te llamo devuelta.

Alo… Cesar ya vamos, ojala que nos quede como poncho, Dios ayudara.- y llegamos con mucha fe. Y lo iniciamos sin creernos mucho el cuento, pero la realidad, hizo engrandecer el espíritu Filipense que hay en todos nosotros y logramos plasmar en nuestro corazón la riqueza de un buen discípulo.-

Mario y Rosy

Vergara

*****************************************************************

Sin lugar a dudas el haber sido misionara ha sido la experiencia más maravillosa vivida en mis 40 años.

Me voy con el corazón hinchado de tantos cariños por los achinaos y con felicidad plena.

Dios quiso que fuera así y siento mucho más amor y gratitud y sobre todo fe en él. Tengo la plena convicción que volveré a este maravilloso lugar nuevamente y poder compartir con su gente mi amor por cristo y mi Iglesia

Mil gracias por tanto recibido en estos días mi Dios, pero sobre todo por lo que recibí.

Nelly

 Vergara