TERCER ENCUENTRO CON EL P. MARCOS EN SU BICENTENARIO: LAS VIRTUDES

     «Todo cuanto hay de verdadero, de noble, de justo, de puro, de amable, de honorable, todo cuanto sea virtud y cosa digna de elogio, todo eso tenedlo en cuenta» (Flp 4, 8).
Muchas veces se ha querido ver la ética cristiana como excesivamente “divina” y poco terrenal. Es decir, para muchos ser cristiano es no ser de este mundo. Sin embargo, no es verdad. Prueba de ello es, como vemos en este texto de Pablo en su carta a los filipenses, que el Apóstol invita a los creyentes a tener una actitud positiva con todo lo que hay de verdadero, de noble, de justo, de amable y de honorable; en pocas palabras, todo lo que sea “virtud”.

Descargas