Si Cristo ha Resucitado… ¡Que se te note!

La vida tiene sus altos y bajos, de eso no estamos exentos… pero lo que importa es que sepamos surguir y levantar el vuelo ante las adversidades, las injusticias, las incoherencias, los abusos de poder, el desamor, la inhumanidad y todas aquellas cosas que nos puedan hacer sentir que nada tiene sentido.

Dios ha Resucitado y nosotros hemos de resucitar con Él, a todas aquellas cosas que nos oprimen o esclavizan.  Pongamos en sus manos nuestras vidas con la confianza plena en Él.

Pidamos para que si alguna vez perdemos las esperanzas, el Señor nos ayude a recordar que sus planes son mejores que los nuestros; que si si faltamos a la gentes nos de el valor de disculparnos. Que si la gente nos faltara nos de el valor de perdonar. Y que si nos olvidamos de Él, que Él no se olvide de nosotros.

Somos testigos de la  Resurrección de Cristo… ¡y hemos de hacer que se note!

RESUCITAMOS  CUANDO …

Hacemos de nuestras vidas una entrega de amor por los demás. Anteponemos el perdón a la venganza.                                                Construimos juntos un presente y un futuro para todos.                  Ayudamos a otros a mover las losas que los mantienen en los sepulcros.                                                                                                                 Llenamos el mundo de color, luz y esperanza.                                            Secamos alguna lágrima y contagiamos alegría.                                     Dejamos que Cristo Resucitado ocupe el centro de nuestro corazón.

CRISTO HA RESUCITADO

¡QUE SE TE NOTE!