Recordando a Nuestra Madre Mª Francisca en el aniversario de su ENCUENTRO CON DIOS.

          Día 28 de Agosto, fiesta de SAN AGUSTÍN, el SANTO que amó intensamente al SEÑOR… También,  ELLA fue una persona EXCEPCIONAL. Según se van conociendo mejor sus escritos y las declaraciones de quienes la conocieron, admiramos más su rica personalidad . Supo comprender la naturaleza humana con su grandeza y limitaciones, con un conocimiento realista, pero desde un espíritu profundamente espiritual,  afianzada  fuertemente en Jesucristo, asimilando el   «SIN MÍ NADA PODÉIS HACER»… en sus escritos se lee:    «hay que vivir en las alturas de la contemplación, donde el horizonte es más amplio, pero es necesario  bajar al  VALLE de la realidad, aunque el horizonte sea más limitado». «Es preciso unir  VIDA INTERIOR y TRABAJO. Se trabaja para Dios cuando la actividad y la vida espiritual no son dos líneas paralelas, sino  CONVERGENTES.  La perfección se consigue con el desarrollo de las funciones del cargo asignado»

          Unida, en sus largas horas de meditación, a la escuela de San Felipe Neri  descubre en su ALEGRIA Y AMOR, igual que nuestros Padres Fundadores, la acogida a los más necesitados , la entrega  total a la Iglesia y a la formación de la JUVENTUD que plasmará en sus fundaciones en lugares  muy necesitados.
          Siempre estuvo preocupada por la FORMACIÓN de sus Religiosas para que cada Hermana tendiera a la santidad y pudiera  “sembrar” en las alumnas la semilla que produciría FAMILIAS que hicieran florecer un mundo de VALORES CRISTIANOS y PERSONAS RESPONSABLES con sentido solidario y trascendente.
          ¡Qué GRAN MENSAJE nos ha enviado en su aniversario la SIERVA DE DIOS  a cada una!
          Hagamos VIDA lo que ELLA soñó…y nosotras con ALEGRIA, AMOR Y ESPERANZA,  recibamos su mensaje para comenzar cada día con ánimo, el camino de la CONTEMPLACIÓN con DIOS hasta el valle de la REALIDAD de las PERSONAS.
                                          Hna. Dolores García Chinchilla