Prefiero el Paraíso

                      Durante los días que antecedieron a la fiesta de Nuestro Patrón  San Felipe Neri,  en nuestras comunidades tratamos de revivir ese deseo de San Felipe de preferir el paraíso, con su película, al pasarla en los lugares donde estamos y en los que no estamos como en Cuatro Caminos, que lo tiene  como Patrón. Las Hermanas del Verbo y Victima pasaron la película en sus comunidades y  el día 25 lo celebraron en grande con Sacramentos del Matrimonio de personas mayores, Comuniones  y la Eucarística, terminando con un gran  brindis donde todos los miembros de la comunidad colaboraron llevando lo que pueden.
                   El 26 al amanecer una  pequeña representación de la Comunidad de Zaza del Medio, nos dirigimos hacia la Habana haciendo escala en Jagüey Grande para descansar y compartir con las hermanas, y luego seguir para celebrar  la fiesta de San Felipe con las A. A. de Lourdes. Reflexionamos sobre los cimientos de una vida santa reflejada en los frutos, en la persona de San Felipe Neri, luego tuvimos un momento de diversión con rifas, compartimos un brindis y finalizamos con la Eucarística en la Iglesia de los Pasionista, presidida por el Padre Carlos.
                   En Jagüey grande comenzamos con un almuerzo con los ancianos del comedor donde, llenos  de emoción,  iniciamos con la Celebración de la Palabra como cada día que asisten a buscar el almuerzo, pero esta vez , todos compartimos la Palabra de Dios; fueron dando gracias  a Dios por la presencia de las hermanas entre ellos, por las personas que colaboran de diversas maneras para mantener el Comedor. Nos siguió animando la presencia de nuestro Párroco quien compartió con nosotras y finalmente tuvimos  el almuerzo con los presentes. A los que no pueden asistir  por su limitaciones se le envió a sus casas como de costumbre.
                  Con gran participación nos reunimos a las 6 P. m. en la Parroquia, para dar gracias a Dios por la Vida y el espíritu de San Felipe que sigue presente a través de estos 500 años en la Iglesia. La Eucarística fue presidida por nuestro Obispo Monseñor Manuel Hilario, quien  con mucho entusiasmo y amor nos acompaña cada año y concelebró nuestro Párroco de Jagüey, Ricardo. Después de la Eucaristía  el grupo de Teatro de la Parroquia nos amenizó con una representación sobre la vida de San Felipe y con  varias canciones, entre ellas Paradiso. Finalmente terminamos con un brindis con los participantes.
                    Esta fiesta de nuestro patrón  en su 500 años nos dejó más que un buen sabor, fue sentirnos invitadas a llevar una vida Santa, sabiendo  que  en la persona de San Felipe, Jesús nos dice que se puede y que como él, estamos a llamadas a vivir con un corazón Misericordioso, como nos dijo Nuestra General en su felicitación, rebosando de alegría por haber cumplido su voluntad. Que Nuestro Patrón  interceda ante Jesús,  por toda la familia Filipense para que podamos  vivir una vida humilde, en Caridad, sostenida por la oración.
                                        Las hermanas Filipenses de Cuba