Madre Gens, 50 años de vida religiosa

50 años de Vida Religiosa, son sinónimo de vida generosa, entregada, desprendida de las propias raíces, de la familia y de todo lo importante que se cambió por amor a Cristo, a la vocación religiosa y a la gente que el Señor ha puesto en el camino. Por muy grandes que sean los esfuerzos, no se podrían resumir en pocas palabras los momentos que ha prodigado esta mujer – religiosa que vino de España a Colombia para quedarse, no solamente en la tierra sino en el corazón de tantos y tantas a quienes ha acompañado desde su consagración. Ha ido a España, solamente de paso, regresando siempre a Colombia, porque su mundo está en esta tierra para quien el nombre de “La Madre Gens” como le decimos todos y todas, significa toda una institución y un estilo. Una mujer que atrae el cariño enorme de la gente que ha crecido a su lado y que se deja cuestionar por lo que enseña desde el silencio y el ejemplo. Un gracias parece pequeño, pero es la palabra que mejor describe lo que desde Colombia sentimos y que nos lleva a bendecir al Señor, a España y a la Congregación de Religiosas Filipenses, por el inmenso don que significa para Colombia la presencia de la Madre María del Carmen Gens entre nosotros. Felicidades para ella en esta fecha tan especial y a toda la Congregación por el don de tenerla presente en medio de las hermanas y de la Comunidad de fe que acompaña. Sursum Corda