Experiencia en Carrión de los Condes

          Damos gracias a Dios por el don de las hermanas que nos ha dado.
Nuestra experiencia con las hermanas de Carrión, ha sido como un perfume que ha perfumado nuestras vidas.
         Gracias hermanas por la organización que hemos tenido en este pasado mes de agosto, gracias por las actividades, la participación en la Liturgia, limpieza, cocina, portería, huerta, y también por los tiempos libres, que hemos disfrutado , en realidad hemos entregado lo que somos con mucho amor.
          Las hermanas han sido muy acogedoras, alegres, son mujeres maravillosas, que nos han hecho sentir muy bien, la comunidad tiene una gran riqueza, empezando por la mayor la M. Encarnación y todas las demás hermanas son un ejemplo de valentía, su sonrisa hace mucho bien a todas las personas.
          Gracias a la M.Mª Luisa y Celes por sus clases nos han ayudado mucho y nos han dado impulso para seguir adelante.
          Nos ha gustado el ambiente de oración de la comunidad, su paz y tranquilidad, con ellas de verdad que nos hemos sentido muy bien y agradecemos de corazón.
          Pedimos al Señor que la comunidad de las hermanas de Carrión, sigan así con ese espíritu de acogida y entrega, que Dios las siga bendiciendo.
          «Arriba los Corazones«, mil gracias, mil gracias, mil gracias con muchiiiii
simo cariño .
                                  Paty, Cate y Mary