DESDE LAS COMUNIDADES DE CATALUÑA

Desde las Comunidades de Cataluña queremos agradecer el interés y el amor que hemos recibido de las diversas comunidades  e  incluso de hermanas que estaban de vacaciones, con motivo del trágico atentado del jueves en Barcelona.

 

Condenamos la barbarie y el menosprecio que este ataque significa para la vida humana y su dignidad.

 

Creemos profundamente que el amor, la justicia y la paz son mucho más fuertes que el odio, la violencia y la destrucción.

 

Que nuestra oración llegue a cada una de las familias y personas  que lloran pérdidas irreparables, incluidas las de esos jóvenes que no pudieron descubrir que de Dios (Alá) sólo puede brotar AMOR y es este amor el que hace grandes a las personas y a los pueblos.

 

Que el Señor nos ayude a todas a  comprender que es  solamente en diálogo con las diferentes  culturas y religiones  como podremos  colaborar en la construcción de un mundo donde reine la paz y la fraternidad.

 

También queremos compartir con vosotras nuestra profunda  emoción y agradecimiento a tantos ciudadanos  anónimos que espontáneamente ofrecieron su ayuda a las personas que lo necesitaban tanto en La Rambla como en los alrededores: comercios que acogieron y dieron protección a los que huían del horror; los taxistas que gratuitamente ofrecieron sus servicios a los que lo necesitaran…, en fin cada uno desde lo que era y tenía.

 

Por último y dado que estamos en vísperas de comenzar el curso, compartimos unas frases de la carta conjunta que las cuatro patronales de la Escola Concertada de Catalunya nos ha enviado con motivo de este suceso:

  • “Nuestras escuelas seguirán caracterizándose por ser espacios de acogida e integración, donde los alumnos se eduquen gozosamente en el respeto y la convivencia.”

 

  • “ Aquellos que quieran impulsar el terror  tengan la seguridad que en nuestras escuelas seguiremos educando sin miedo, en paz, con  paz  y  para la paz.”   

 

  • “No dejaremos que el miedo nos paralice.”

 

Y un pensamiento de la gran pedagoga Maria Montessori, que está muy relacionado con todo esto:

 

  • “Todo el mundo habla de paz, pero nadie educa para la paz, la gente educa para la competencia y este es el principio de cualquier guerra. Cuando eduquemos para cooperar y ser solidarios unos con otros, ese día estaremos educando para la paz.”

 

Nuevamente nuestro agradecimiento  a todas y el deseo de que hechos como  el    ocurrido en Barcelona el 17 de agosto de 2017   a las 17h  no se repitan en ninguna      parte del mundo.

 

Con cariño             Comunidades de Cataluña