DÍA 5: QUE NADIE IMPIDA TUS SUEÑOS

“Y soñó José un sueño, y lo contó a sus hermanos; y ellos llegaron a aborrecerle más todavía”

Lucha por tus sueños, aun cuando parezcan demasiados gigantes, aun cuando se burlen de ellos o las personas en las que confías no crean en ti,… porque  Dios sí que cree en ti.

Y es que cuando Dios pone en sueño en tu corazón, es porque Él te ha de respaldar para alcanzarlo.

JAMÁS debes dejarte vencer por la burla, no permitas que te lo roben. Recuerda que quien sigue el sendero de Dios no queda defraudado.

Puede que al Igual que José muchos de tus “hermanos”  no crean en ti,  hasta puede que menosprecien o sientan envidia de tus sueños, pero eso no tiene que constituirse en impedimento para que llegues a concretarlos.

¡Animo! Que si Dios está contigo, nada ni nadie podrá apartarte de su amor.  El Señor no se equivoca al depositar en tu vida dichos sueños, los cuales tarde o temprano si provienen de Él , se llegarán a concretar en tu vida.

No temas, no desmayes,   porque Yo, el Señor, Tu Dios, estoy contigo