DÍA 4: NAVEGA MAR A DENTRO

» Navega mar adentro… y echa las redes»

Esta expresión le dice Jesús a Simón tras la experiencia de la faena diaria y con el cansancio de la noche… Jesús pide que “reme mar adentro” para cumplir con su propósito.

Esta es una escena de vocación que no nos debería dejar indiferentes, y  por la que que yo hoy me debería dejar interpelar.  Ella es una invitación  para escuchar lo que el Señor quiere de mí.

En nuestra realidad social, “líquida”, para algunos, se nos desafía a superar las barreras del desgano, del cansancio, de la rutina… para ir “Mar adentro” ¿Por qué mar adentro? Porque se necesita ir hasta las profundidades del alma para encontrarse con lo que uno busca.

Para seguir a Jesús, se requiere de un encuentro profundo con Él; solo así podemos tomar la determinación de seguir tras sus huellas, abandonando aquellas seguridades que actualmente tenemos a la mano. Dejarlo todo supone un cambio radical de vida, asumir la de Cristo, y encontrarnos con su Palabra.

… Y a ti, ¿Dónde el Señor te invita a echar las redes?…