CIERRE DEL AÑO JUBILAR DE LA MISERICORDIA

          Al culminar el Año de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco, el día 19 de noviembre se reunieron todas las parroquias de la diócesis de Chiloé, acompañados de sus párrocos y Religiosas que animan las comunidades.

          La comunidad de Hnas de Castro y Achao nos hicimos presente a esta invitación que hizo nuestro Pastor, el Padre Obispo Juan María Agurto. Viajamos hacia la ciudad de Ancud a la Catedral donde, nos esperaba el Obispo, quien dio la acogida, junto al Vicario,Padre José Andrade (nuestro párroco).

          Los peregrinos de las  zonas norte, centro y sur de la diócesis ingresaron por la puerta santa, haciendo cada uno el gesto de santiguarse con el agua bendita, recordando nuestro bautismo con una vela encendida. En el interior estaba expuesto el santísimo, y varios sacerdotes administraban el sacramento del perdón, así es que invitaba hacer oración y poder estar en contemplación. 

          Luego, se iba peregrinando hacia el gimnasio del colegio Seminario, allí esperaban los animadores: Padre Carlos y Hermana Miriam quienes acogían a los hermanos venidos de diferentes lugares, motivándolos a cantar, bailar  en esta fiesta de la Iglesia  animada por una banda de música católica integrada por jóvenes de la parroquia Juan Pablo II de Castro.

          El Padre Arturo Mansilla, rector del Santuario de la Isla de Caguach motivó la entronización de Jesús Nazareno al son de pasacalles interpretados por músicos de distintas parroquias y capillas que se unieron para este solemne momento. Acompañaron esta entronización los sacerdotes, diáconos, acólitos y el Obispo diocesanos para inmediatamente dar inicio a la Santa Eucaristía. Fue un momento pleno de emoción y fe que nos invita a vivir la vida siendo misericordiosos como el Padre.