CELEBRACIÓN DE LA APERTURA DEL AÑO JUBILAR SAN FELIPE NERI

     El día 25 de Mayo, en la vigilia de la solemnidad de San Felipe Neri, nos congregamos una buena representación de la Familia Filipense en la Iglesia de San Alberto para abrir oficialmente el Año Jubilar en el marco de la Eucaristía. Presidió el Sr. Arzobispo, Juan José Asenjo, y concelebraron los PP. del Oratorio. Acudimos las hermanas de las tres Congregaciones femeninas filipenses que estamos presentes en la ciudad: Filipenses de María Dolorosa, Filipenses de la Doctrina Cristiana, y nosotras, Filipenses Misioneras de Enseñanza. Acudieron, a su vez, representantes de las parroquias y ámbitos pastorales donde está presente el carisma filipense aquí, en la ciudad de Sevilla.

     Destacamos la “Coral de S. Felipe Neri” que, como siempre en estos encuentros, ponen una buena nota de solemnidad a la celebración filipense. El broche de oro, el Himno de nuestra Congragación: ¡Gloria a ti, Sacerdote modelo (…) nuestra Familia te llama Padre”.

     Al final una festiva y alegre convivencia en el claustro bellísimo, decorado en su parte porticada por la vida y misión de S. Felipe representada en litografías. Destacamos que nuestra relación con el resto de Hnas. Filipenses no puede ser más entrañable, nos queremos de verdad y nos entendemos con la mirada; ya nos han propuesto de cara al próximo Octubre tener un encuentro sobre “La vivencia femenina de S. Felipe Neri” preparada y celebrada por nosotras mismas.

     El P. Pedro Fernández Cuesta, presbítero del Oratorio, nos obsequió a nosotras con el libro editado para este evento: “San Felipe Neri. Celebración de su nacimiento en 1515 y su beatificación en 1615”. Ha elegido para la portada del libro nuestro S. Felipe Neri de Alcalá.

     El día 26 de Mayo, al caer de la tarde y al abrigo de Pentecostés, abrimos el V Centenario oficialmente en nuestra Parroquia de “S. José y Sta. María” encomendada a los PP. del Oratorio, donde desde los inicios compartimos las Hnas. la misión evangelizadora . Una celebración Eucaríatica preciosa, presidida por el Vicario General de la Diócesis y los PP. Filipenses de la Parroquia junto con otros sacerdotes del Arciprestazgo.

     El coro “Sursum Corda”, que alentamos nosotras, cantó como nunca; un auténtico banquete espiritual
donde brilló el carisma de S. Felipe: “Caridad y Humildad,
     Caridad y explosión de Alegría”, como reza el slogan que nosotras mismas confeccionamos para que presida en el retablo central junto a S. Felipe.

     Después de la comunión se estrenó un canto polifónico precioso creado por el matrimonio Montesinos inspirado en S. Felipe Neri. Os lo iremos haciendo llegar pues van a seguir creando otros cantos inspirados en su carisma y espiritualidad.

     Al final de la celebración tras un espléndido Magníficat… sonaron los acordes de nuestro Himno que calentaron motores para proclamarlo con inefable alegría: “Gloria a ti (…) nuestra Parroquia te llama Padre”, mientras vamos besando la reliquia del Santo… Y no pueden faltar nunca los “Vivas” como una especie de traca, al final.

      Y en nuestro entrañable claustro florido con una noche serena y bajo un cielo estrellado prolongamos la celebración fraterna en clima de familia, al gusto da S. Felipe Neri.

     Esperamos que este Año de Gracia suponga un nuevo y fuerte impulso para todos y cada uno de los que seguimos las “huellas de S. Felipe Neri” en la pluralidad de vocaciones y ministerios dentro de un mismo Espíritu, el “Carisma Filipense”

                                             Ana Maria Lafuente Zorrilla