BODAS DE ORO DE HNA. MARÍA RUBIO

           Estas son las palabras que se pronunciaron en la monición de entrada en la Eucaristía y, a continuación, podréis leer la acción de gracias que María pronunció en la misma celebración.

MONICIÓN DE ENTRADA:

           «Bienvenidos a esta celebración donde nuestro Padre Dios, en Jesús, nos hará testigos de su infinito amor cuando permite reunirnos en esta fecha para alegrarnos del testimonio de amor, servicio y entrega de nuestra Hna. María Rubio.

          Todos los que compartimos la vida con ella nos dejamos irradiar por su vida sencilla, su corazón transparente, su entrega silenciosa y el servicio constante y desinteresado a los demás. Si, hoy nos alegramos y compartimos su felicidad, a la vez que renovamos su alianza y el fiel seguimiento  al llamado de Jesús.

          Bendice Señor esta celebración, acoge nuevamente su profundo SI, pues tu amor y ternura se reflejan en su vida, en la responsabilidad, la alegría y la entrega gozosa al servicio de la Iglesia y de la Congregación.

ACCIÓN DE GRACIAS:

           «Al terminar esta Eucaristía quiero darte gracias a Ti Señor, en primer lugar, porque me llamaste, porque me escogiste y me has acompañado hasta el día de hoy. Quiero dar las gracias también a  todas las personas que estando a mí lado han sido apoyo y estímulo en mi vida: la Congregación, mi familia, mis amigos y tantas personas con las que he compartido fe y misión.
          A todos mi agradecimiento sincero y sigo contando con vuestra oración y ayuda».