AIRES FILIPENSES DE ORIENTE…

     Hemos estado muy calladas durante este tiempo, pero no por falta de actividades, ahora compartiremos algo de lo vivido durante este primer semestre el año 2015.

     El primer acontecimiento importante, fue la visita de Hna. Pilar Zarzosa y la renovación de votos de Hna. Mercedes Echeverri. Esta experiencia ha sido toda una novedad para nosotras y también para la comunidad parroquial que nos acompañó, podríamos afirmar que fue el «compartir íntimo y espiritual» que empezó a abrir el espacio de confianza y manifestaciones de cariño, al ser testigos todos de la «renovación» de unos compromisos basados en el llamado que Dios nos hace y la humilde respuesta que humanamente tratamos de dar cada día.

     Con la visita de Hna. Pilar, se consiguió que nuestro Párroco P. Thomas Parathará, facilitara un encuentro juvenil en nuestra casa, el cual se realizó en el mes de mayo y nos ha dejado el nacimiento de nuestro primer grupo juvenil, con el que estamos realizando ya reuniones quincenales en el que compartimos un espacio de oración, de acercamiento a nuestra Congregación y con el que esperamos planear la proyección social de nuestro carisma.

    El mes de mayo fue un mes realmente productivo, pues con el «pretexto» de rezar la novena de San Felipe Neri, nuestra casa se empezó a llenar cada día de vecinos del sector y las señoras se han quedado animadas por la vida y obra de San Felipe, y también estamos reuniéndonos cada quince días, compartiendo un rato de oración y desarrollando trabajos manuales que nos han permitido un acercamiento más espontáneo, ofreciendo un espacio de enriquecimiento espiritual y distracción en medio del trabajo que todos los días realizan.

    Por último, queremos contarles, que gracias a estar ubicadas cerca de un centro histórico-turístico, nos hemos encontrado con un gran interés por aprender nuestro idioma, así que ahora contamos con tres grupos: de señoras, caballeros y jóvenes, que tres veces por semana vienen con mucho interés y disposición, no solo a la espera de turistas, sino también porque manifiestan querer comunicarse con las «Spanish Sisters» que ahora viven entre ellos.