RECORDANDO A M. Mª FRANCISCA

Hoy día 28 de agosto, recordamos el aniversario del fallecimiento de nuestra querida Madre María Francisca.

¿La recuerdas? ¿Sabes quién fue? ….

Los santos son seres como nosotros, humanos, con sus luces de resurrección y sus oscuridades de noches y tinieblas, pero ellos supieron abrirse a la Gracia y al Espíritu, y con su esfuerzo, apoyados en la misericordia divina lograron alcanzar el reto de la santidad.

La vida de la Sierva de Dios entra en contacto con la Congregación Filipense en los primeros años de su niñez en el Colegio de Nuestra Señora de Lourdes en la Habana. Allí hace la primera comunión. Era una niña con un corazón sencillo, piadosa, de familia cristiana practicante, vivió una hermosa juventud hasta terminar sus estudios y pasar a la universidad.

En línea ascendente va cumpliendo etapas de la vida hasta llegar a elegir “la mejor parte”: su consagración al Señor en la Congregación Filipense.

Su elección es ayudar en su formación, especialmente a la niñez y juventud, sobre todo en las zonas más pobres y necesitadas.

Más adelante el desarrollo social de los pueblos la llevará a fundar como religiosa, escuelas en lugares de misión para lograr, como pide el carisma filipense, “la renovación cristiana de los pueblos”, en la selva, en las islas del Pacífico, en las ciudades…

Su vida es un ejemplo de fe y amor profundo en hacer el bien y fue dejando a lo largo de su vida una estela grande de entrega a todos por amor.

Encomiéndate a ella y pídele que te ayude a ser FELIZ y dale gracias por la HERENCIA de GENEROSIDAD y AMOR que nos dejó a todos los que nos sentimos y somos FILIPENSES.

 

¡ SURSUM CORDA !

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR