PROYECTO ANDREIA

Red Íncola y las Hermanas Oblatas unidas contra la trata en el proyecto Andreia

El día 8 de febrero se celebró el Día Mundial de Reflexión y Oración contra la Trata, conmemorando la vida de Santa Bakhita, este año con el lema “Economía sin trata de personas”. La trata de seres humanos es la esclavitud de nuestro tiempo y, lamentablemente, una realidad en Europa y en nuestro país. En Red Íncola, también somos testigos de esta realidad que sufren especialmente mujeres, encontrando situaciones que suponen un reto, como su identificación o el acompañamiento dentro de un proceso adecuado con ellas. 

Por esta razón, desde el 2020, estamos desarrollando el proyecto Andreia, para la prevención y apoyo a las víctimas de trata. Un proyecto financiado con el programa europeo AMIF y en el que estamos trabajando en red con las Hermanas Oblatas a través del Centro Albor en Valladolid. 

Durante el mes de enero hemos comenzado las acciones de formación del proyecto Andreia, desarrollando dos actividades diferentes: un curso dirigido a profesionales, con el objetivo de visibilizar la realidad de la trata y la mejora de la identificación de víctimas; por otro lado la intervención directa con víctimas de trata, a través del aprendizaje del español y acompañamiento, para apoyar en la reconstrucción de sus vidas

El curso, titulado “Identificación e intervención con víctimas de trata” comenzó el 19 de enero con una duración de 60 horas, en el que están participando un total de 140 personas de todo el territorio español. Entre el alumnado hay un grupo de fuerzas de seguridad del estado, tanto policía municipal, como nacional y guardia civil; trabajadores sociales de la administración pública y también profesionales de entidades sociales. 

«En un principio estaba diseñado para realizarse de forma presencial, pero con el covid-19 decidimos cambiar el método y hacerlo on line, lo que ha permitido triplicar el número de personas inscritas. Tenemos 4h en directo los lunes y martes, con tutorías y se completa con trabajo desde casa con la plataforma y los foros. Estamos muy contentos con el desarrollo del curso». 

El 18 de enero también comenzó el curso de alfabetización y aprendizaje del español con un grupo de 12 mujeres víctimas o en riesgo de ser víctimas de trata. «Es un grupo muy participativo. Dividimos en dos subgrupos por niveles, en uno de ellos la mayoría no saben escribir ni hablar, pero su nivel de respuesta es alto, súper agradecidas, comprometidas, y esforzándose al máximo en cada clase». 

Durante la jornada de reflexión y oración contra la trata nos sumamos a las diferentes acciones que se impulsaron desde el Comisión Episcopal de Migraciones, a través de la Sección de Trata, como el círculo de silencio y la vigilia de oración, en las que se destacó la importancia de unir fuerzas con el fin de combatir el tráfico humano.