P. Marcos Castañer

Celebrar lo que fue la vida de Nuestro padre Fundador, es una oportunidad más, para volver a nuestras raíces, para re-descubrir nuestro origen y razón de ser FILIPENSES.

Contemplar su vida, es mirar con el corazón el rostro de un hombre valiente, generoso, fiel, carismático, de corazón grande, que luchó por sus convicciones, buscando siempre satisfacer las necesidades de los más empobrecidos, menospreciados y explotados por la sociedad de su tiempo.

Hoy podemos seguir contemplando su vida, en el testimonio de nuestras hermanas que han querido seguir sus pasos y nos han permitido descubrir en él, el rostro de Jesucristo.

Que al celebrar el próximo 25 de abril su fiesta, nos sea de provecho para quienes compartimos su ideal de renovación cristiana de la sociedad, para que sigamos fieles en el camino trazado y que sea la oración profunda y verdadera la que nos mantenga unidas y perseverantes en la obra legada y así siga vivo en nuestros corazones y en todas las obras que realizamos y por las que buscamos agradar a Quien nos ha llamado para servirle y amarle con devoción y alegría Filipense.

¡SURSUM CORDA! 

P.D:

Adjuntamos dos Triduos del P. Marcos, por si les son de ayuda.

Descargas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies