MISION FILIPENSE – Achao 2018

Del 5 al 11 de Enero en tres poblaciones de Achao, Santa Teresita de los Andes, Jesús Nazareno y BPK se realizó la misión filipense 2018 organizada por la Pastoral Juvenil vocacional de Chile con la participación de misioneros coordinadores de pastoral de los colegios, profesores, asistentes de la educación, integrantes de la familia filipense, de Santiago, Llay Llay y Villa Alemana. El objetivo de la misión fue promover el compromiso de   evangelizar a través de la animación misionera con identidad filipense. El motor principal fue llevar un mensaje de esperanza al estilo filipense animando a la gente a despertar su fe y a comprometerse a formar una comunidad Católica en la población Jesús Nazareno y dar un impulso a la construcción de una capilla en este lugar.

El día 5 fueron llegando en diferentes grupos los misioneros, luego de un rico almuerzo nos juntamos en un salón del colegio para dar inicio a nuestra planificación de dicha misión.

La Hna. Miriam Muñoz, como coordinadora da la bienvenida con unas palabras de motivación, luego nos invita a poner la actividad en manos de Dios con una oración preparada y dirigida por Hna. Yesmin Nivar que nos inspira a ser sal y luz del mundo sin importar cuanto sea necesario gastarse al encender otros corazones. Para prepararnos para el día siguiente, al encuentro con los Hermanos a misionar, se eligen coordinadores para diferentes servicios para la mejor marcha y convivencia durante la misión.

Día 6 comenzamos la jornada con una oración de envio a cargo de la Hna. Eliana Oyaneder y Geraldine Profesora del Colegio Filipense de Santiago. Seguido iniciamos nuestra misión con “El puerta a puerta” con las parejas de misioneros que se distribuyeron en las tres poblaciones. A las 7:00 de la tarde tuvimos nuestra primera actividad masiva: “la Eucaristía”, presidida por el Párroco Pedro Salgado. Ahí tuvimos la alegría al ver todas las personas que asistieron entre ellos adultos, niños y adultos mayores.-

La oración del inicio y cierre de la jornada estuvo organizada por las diferentes comunidades de misioneros.

Todas las mañanas tuvimos encuentros con niños, los cuales fueron perseverantes, animados y resulto súper bien a desarrollar las diferentes actividades preparadas para ellos.  Mientras el equipo encargado de trabajar con los peques estaba con ellos, el grupo restante seguía haciendo el puerta a puerta en el tramo asignado. –

En la jornada de las tardes continuamos el puerta a puerta, que consistía en realizar encuentros de adultos para ofrecer taller de primeros auxilios, películas, y una tarde folclórica a cargo del grupo Huelteche de la misma población, actividad que reunió a muchos vecinos y que tuvo como fin reunir a las familias en un ambiente festivo y de compartir.

Según fueron pasando los días “El puerta a puerta” iba tomando más sentido y se hacía más agradable, puesto que, las familias ya no nos veían como desconocidos. ni mucho menos nos confundía por evangélicos u otra denominación religiosa, sino que nos recibían con mucha alegría. Contábamos con media hora para visitas pero era tan grande la necesidad de ser escuchado en cada familia que el tiempo pasaba de largo escuchando cada uno de los testimonios, alegrías, sufrimientos y esperanzas.

Finalmente hicimos entrega de altares a cada hogar, suplimos algunas necesidades como: entrega de alimentos no perecibles, bendición de hogares y el trabajo voluntario por parte de los misioneros en limpieza de playas y de casas.

El cierre de la misión fue con una  Eucaristía a la que la asistió un buen número de vecinos que manifestaron su alegría y agradecimiento a los misioneros que compartieron su vida y testimonio. El recién llegado Párroco motivó a la gente de estas poblaciones para dar continuidad a esta misión ofreciendo la celebración de la Santa Misa una vez al mes en la sede social de la población Nazareno.

La despedida del equipo de misioneros a cargo del grupo  de niños estuvo cargada de emociones, porque lograron crear vínculos muy cercanos y de mucho afecto.

Los misioneros se fueron felices de la experiencia de misión, del compartir entre filipenses y de llenarse del Espíritu Santo con todo lo vivido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR