Mª FRANCISCA YÁÑEZ, R.F

«Nuestras palabras reflejan la riqueza y nobleza de nuestra alma»

Al acercarse la fecha del 28 de agosto, día en que en 1960 fallece la Madre Mª Francisca, nos sentamos a rememorar sus enseñanzas. Enseñanzas que traspasaron la barrera de lo hablado para asentarse en el estadio de lo llevado a la práctica.

Su mayor enseñanza fue su testimonio de vida, porque así era como adquiría fuerza y sentido lo expresado con sus palabras. Estamos sumergidos en un mundo que lucha por estar entre los primeros puestos para tener prestigio y ser servidos, lo cual dista mucho del mensaje de Jesús…  la M. Mª Francisca, tenía muy claro el ideal de Jesús, por lo que su visión de los primeros puestos era el que nos enseñó Jesús: «el que quiera ser el primero, que se haga el servidor de todos».

Su vida se caracterizó por la humildad y sencillez, podemos decir que estaba convencida de que  su mayor riqueza y su felicidad radicaba en hacer la voluntad de Dios  y  no en ostentar los cargos, por muy altos que estos fueran.

Una de sus preocupaciones era lograr que sus religiosas hicieran vida el valor de la humildad en sus vidas de servicio al Señor.  En relación al don de la humildad nos insistió en que nos revisáramos día a día. Revisión de vida que hemos plasmado en el tríptico que te presentamos y que de seguro te ayudarán a hacer una revisión de tu propia vida.

Descargas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR