HA LLEGADO EL MOMENTO DE CRECER, EL MOMENTO DE LEER

Durante varios años consecutivos, desde  la dirección de nuestro centro,  Madre Gertrudis Castañer, la biblioteca y las distintas áreas del saber hemos venido realizando una feria de la lectura, una semana repleta de actividades que tendrán siempre como base la lectura que genera las producciones de poemas, cantos, escenificaciones, representaciones de mimos y personajes vinculados con la literatura universal,  bailes y acrósticos. Nos hacemos cómplices  de ese   mundo de libros por descubrir, de historias fascinantes y aventuras que leer.

Lo sabemos todos cuantos compartimos la pasión por leer, que es una de las actividades más gratas y enriquecedoras que puede realizar una persona. Nada es comparable a leer: podemos encontrar  muchas otras cosas en que invertir nuestro tiempo y en qué divertirnos, pero no creo que exista una que se iguale y nos regale tantos beneficios como una buena lectura.

Estos días los hemos vivido como una oportunidad para descubrir y cultivar los talentos, las potencialidades que poseen nuestras estudiantes, esas que en el desarrollo unas labores regulares se nos hacen un poco difícil cultivar.
Leer es una experiencia inolvidable que define a las personas. Los momentos, los lugares y las lecturas son componentes de una pasión difícilmente explicable a quien no la experimenta. La gente que lee, que siente la pasión por leer, es fabulosa. Alguien que es capaz de coger un libro y leer durante unos minutos u horas,  que se emociona con una historia y unos personajes que hace suyos, que los siente cercanos; esa gente que sabe abrir un libro, olerlo, sentirlo, acariciarlo, conservarlo y leerlo con pasión, es la gente que siente pasión por leer, explorar nuevos mundos literarios y descubrir autores que se convierten en una parte importante de sus vidas.

Disfrutar juntos, tratar de adentrar a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de nuestra escuela ha sido nuestra apasionante y gran tarea. Cultivar el arte por leer es generar encuentros entre lo que conocemos y aún está por descubrir.

Comunidad de Dajabón