DÍA 11: DIOS SIGUE LLAMANDO

“Después oí la voz del Señor, que decía: A quién enviaré y quién irá por nosotros?  Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mi.” Isaías 6:8

Aun hoy el Señor está llamando.  Y el Señor hoy pregunta: A quién enviaré y quién ira por nosotros?  Si hoy quiero responder a este llamado, yo debo estar seguro que al responder como Isaías  el Heme aquí, envíame a mí, no esté siendo yo motivado por los sentimientos.

Si los sentimientos son mi razón para aceptar el llamado de Dios, estos no permanecerán y pronto mis impulsos humanistas se cambian en duda, critica y finalmente desespero.

Mis impulsos humanitarios pueden ser empáticos pero no son redentores. Yo necesito para responder al llamado del Señor mucho más que un mero envolvimiento emocional. Hoy tampoco debo responder al llamado de Dios por manipulación de nadie.

Si he respondido al llamado de Dios, el llamado crecerá más y más con el correr de los días, si he respondido al llamado de los hombres el llamado disminuirá más y más con el tiempo.

ORACIÓN

Señor, Hoy quiero responder a tu llamado.  Quiero llegar con humildad ante ti y pedirte que me tomes de la mano. Quiero responder a tu llamado no por la emoción del momento, sino anhelo llegar a tu altar para que me purifiques y luego me llames y si respondo a tu llamado, ese ardor crecerá más y más en mi corazón. Gracias por llamarme y gracias por permitirme responder… Heme aquí envíame a mi. Amén.

 

Videos

ENVÍAME A MÍ

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies