CUARESMA: EXPERIENCIA DE DESIERTO

«TE LLEVARÉ AL DESIERTO Y ALLÍ TE HABLARÉ AL CORAZÓN»

Presentamos aquí el retiro preparado por el Centro de iniciativas de pastoral de espiritualidad  (CIPE) en su semana de espiritualidad de la cuaresma, para que cada uno de nosotros , ya sea grupal o personalmente, podamos tener un espacio para orar más profunda e intensamente frente a Dios.

INVOCACIÓN AL ESPÍRITU “Ruah” (CD Ain Karen) Aliento de Dios, soplo de Dios,  Dador de vida.

MOMENTO DE ADORACIÓN

Canto: “Cuando cesan los ruidos”  (CD Canto Interior I, nº 1)

Lectura de la Palabra: “En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: A vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido; y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre, os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros” (Juan 15,9-17).

“El último día de la fiesta, el más solemne, Jesús puesto en pie, gritó: «Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba el que crea en mí», como dice la Escritura: De su seno correrán ríos de agua viva” (Juan 7, 37-38).

Canto orante: Taizé: De noche iremos, de noche, que para encontrar la fuente, sólo la sed nos alumbra, sólo la sed nos alumbra.

MOMENTO DE ORACIÓN

La señal de la Trinidad. Canto orante meditativo

Salmo 62: Leído en silencio. Proclamado en voz alta. Resonancias personales

Lectura del Evangelio: Lucas 23, 35-43

Oración

  • Te bendecimos, Padre. Tus manos de alfarero amasan nuestro barro. Tu confianza en nosotras nos llena de asombro. Con qué gozo nos has traído al desierto para hablarnos al corazón.
  • Te damos gracias, Jesús. Eres todo para nosotras. Tu presencia ahuyenta los miedos. Alumbra nuestro camino. Día a día se agranda tu amor en nuestros corazones.Te fías de nosotras para la hermosa aventura del Reino.
  • Te alabamos, Espíritu Santo. Dador de Vida. En la interioridad del mundo mantienes viva la fuente del amor. Sales a la vida embelleciéndolo todo, con dones creativos. Haces que voces diversas, personas diversas, formen una sinfonía de alabanza y de servicio en medio de la Iglesia.

SÍMBOLOS: Colocados sobre el altar están: El Pan de la Palabra y un saquito de tierra.

MOTIVACIÓN de la experiencia de la Mirada contemplativa

Se invita a mirar atentamente el lugar que nos acoge, el entorno o el paisaje para descubrir algún símbolo con el que podamos identificar la experiencia que estamos viviendo.

Momento de  mirada silenciosa. Momento para compartir el símbolo encontrado con una oración

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR