CREDO DEL OPTIMISTA

«Puede que no todos los días sean buenos, pero hay algo bueno en cada día»

Vivimos en un mundo que hemos engrandecido por una parte y destruido por otra; la continua lucha entre el bien y el mal nos azota y complica nuestra existencia.

No podemos llegar a todos y transformar lo que nos destruye, pero sí podemos transformar nuestro pequeño entorno y con ello estaremos contribuyendo a que nuestro mundo sea mejor de lo que en estos momentos es.

Hoy traemos a nuestra memoria a un personaje que hace más de cien años nos dejó una hermosa reflexión. Se trata de Christian Daa  Larson (1874-1954) , quien fue un líder y maestro estadounidense del nuevo pensamiento.

Recordamos hoy sus palabras , porque pueden hacernos mucho bien a todos los que queramos lograr una transformación personal que repercuta en la transformación de nuestro mundo.

EL CREDO DEL OPTIMISTA

ME PROMETO A MI MISMO:

Ser tan fuerte que nada pueda perturbar mi paz mental.

Hablar salud, felicidad y prosperidad a cada persona que conozca.

Hacer sentir a todos mis amigos que hay algo valioso en ellos.

Ver el lado soleado de todo y hacer que mi optimismo sea una realidad.

Pensar solo lo mejor, trabajar solo por lo mejor y esperar solo lo mejor.

Ser tan entusiasta por el éxito de otros, como soy del mío propio.

Olvidar los errores del pasado y aferrarme a los grandes logros del futuro.

Llevar una expresión alegre todo el tiempo y dar una sonrisa a cada criatura viviente que conozca.

Darme tanto tiempo en mejorarme a mí mismo que no tenga tiempo de criticar a otros.

Ser demasiado amplio como para preocuparme, ser demasiado noble como para enojarme, ser demasiado fuerte para el miedo, y demasiado feliz como para permitir la presencia de problemas.

Pensar bien de mí mismo, y proclamar esta realidad al mundo, no en altas palabras, sino con grandes hechos.

Vivir en la FE de que el mundo entero esta de mi lado, siempre y cuando sea leal y verdadero a lo mejor que existe en mí.

Christian D. Larson