Retiros anuales y asamblea de País en Colombia

Nuevamente, como cada final de año, tuvimos la posibilidad de compartir juntas unos días de reflexión, trabajo y fraternidad en la ciudad conocida en nuestro país, como la fábrica de atardeceres… Manizales.

El padre Mario Agudelo, sacerdote Salvatoriano dirigió los retiros espirituales entorno al discernimiento y la oración. Él no solamente cuenta con un profundo conocimiento y experiencia en el método para discernir, que deseamos compartir con todas ustedes; sino también y especialmente, conoce muy bien el fondo espiritual de esta práctica de Fe, fundamentada en la Sagrada Escritura que coloca al creyente frente a sí mismo, al prójimo y a Dios Trinidad en un clima de apertura y disponibilidad.

Los espacios de interiorización suscitados a través de la oración y la reflexión personal, nos develaron la importancia de identificar y combatir las actitudes del ego que no nos permiten unificarnos y vivir en fraternidad. Así mismo, a conocer mejor el proceso que nos lleva a tomar decisiones llevándonos a lo esencial; a buscar y encontrar la voluntad de Dios en nuestra vida y en la vida de los demás.

Como fruto de este espacio cada una realizó un ejercicio a través del cual fue posible desarrollar los siguientes pasos:

  • Escoger el tema – Plantear la situación sobre la cual quiero o debo tomar una decisión.
  • Reunir datos: poner por escrito toda la información que se posee en torno a la situación sobre la cual se desea discernir, sólo describiendo los detalles, evitando los juicios.
  • Empezar por lo más difícil: Iniciar con la posición que se opone a aquella decisión hacia la cual uno se inclina.
  • Acudir a la oración: Propiciar lugar, postura, actitud. Definir qué deseo y quiero en la oración, a dónde ir. Centrarse en la oración y cada cinco o diez minutos hacer una pausa para ver qué se está suscitando en el corazón, la palabra que se he estado repitiendo, para descubrir que sentimientos está creando y qué pensamientos me suscita (anotarlos), luego de esto, realizar una acción de gracias y finalmente, examinar la oración: A medida que voy escribiendo, me voy dando cuenta dónde pongo resistencias, a qué estoy aferrándome, dónde están mis complacencias sensuales, en qué engaños estoy cayendo. Anotar me ayuda a vivir mi “memoria” espiritual.
  • Realizar una lista de razones en contra a la decisión y otra de razones a favor sobre la misma. Siempre por escrito.
  • Buscar textos del Evangelio que soporten cada lista.
  • Tomar una decisión.
  • Confrontar mi decisión con el Evangelio.
  • Escribir la decisión a la cual he llegado y apoyarla con la Palabra. Escribir también, el sentimiento que la decisión me suscita.

Sin duda alguna, a través de este ejercicio nos es posible encontrar pistas que favorecen la búsqueda de la voluntad de Dios, superando una postura egoísta que nos puede llevar a tomar decisiones desde la miopía nuestras limitaciones. Por tanto en todas surgió la inquietud por hacer de esta práctica una constante en nuestra vida.

Los días siguientes a los retiros fueron dedicados a la asamblea, en la cual compartimos las sugerencias dadas a todas las comunidades en la reciente visita Canónica de nuestra Madre General y con base en ellos, establecimos acuerdos para los planes y proyectos de las comunidades y también, socializando las propuestas para trabajar como Zona. Evaluamos el trabajo realizado en las áreas, el proyecto de país y planeamos el cronograma del año siguiente.

Finalizamos esta jornada de encuentro, con el paseo al Nevado del Ruíz, subimos 4.550 metros. La  mitad del monte Everest, una experiencia muy bonita, en contacto directo con el paisaje único y majestuoso de un volcán que a causa del cambio climático va perdiendo su condición de nevado para convertirse en un páramo.

Al día siguiente, para hacer contraste, estuvimos en un clima bastante caluroso, en una finca que una amiga de las hermanas nos presta, rodeada de montañas muy verdes, muchos árboles, flores y aves de diferentes especies.

Juntas compartimos la noche de Navidad y la mañana del 25 nos despedimos con el corazón lleno de gratitud por todo lo vivido, lo aprendido y especialmente, por el compartir fraterno que nos fortalece y nos anima a continuar en camino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR