1ª SEMANA DE ADVIENTO: VIGILAD

 ‘Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento. Es igual que un hombre que se fue de viaje, y dejó su casa y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer: no sea que venga inesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: ¡Velad!»

Jesús viene para estar en medio de nosotros, espera que tu corazón y el mío estén dispuestos para recibirle. La vida nos conduce por  caminos diversos que no siempre son los que nos conducen a Dios.

El Señor nos orienta y nos dice: estad atentos, vigilad… hoy queremos decirle que estamos dispuestos a estar vigilantes a mirarnos a nosotros mismos para ver si hemos avanzado o no en el camino que nos conduce a Él.

Hoy queremos hacer el propósito de no quejarnos  de lo que sucedió, ni de lo que no se pudo hacer. Queremos empezar poniendo  el amor por encima de todo, reforzar la esperanza  a pesar de las dificultades del camino y  fortalecer la fe.

Queremos preparar el camino para el Señor. Estar despiertos y muy vigilantes para dejarnos interpelar al corazón y revisarnos en nuestro ser y quehacer.

En este tiempo ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás. Que tu luz llene nuestro interior, nos cuestione, nos llene de paz y nos lance a ser mejores.

Esperamos Señor tu venida, Ven que te esperamos !!!